Comida en Praga

Algunos de vosotros me habéis preguntado acerca de la comida que se come aquí, pues bien, a decir verdad, al menos lo que yo como, no se diferencia tanto de lo que pudiera comer en España… Bueno, a lo mejor un poco… Hoy os voy a poner lo que he comido yo y otro día os pondré algo de comida típica checa…

En el trabajo hay pocas opciones para comer, o bien vas al centro comercial que hay al lado y comes en un sitio de comida rápida (Mc Donalds, Buffet Oriental, KFC o algo así), vas a la cantina que hay justo debajo de la oficina o simplemente te traes tu comida de casa…

comida checaYo habitualmente voy a la cantina por varias razones, primero es que aunque la comida no es ninguna pasada, por lo menos es comida de verdad y no basurilla y la segunda razón es porque está más cerca, sólo hay que bajar, comer lo que quieras y volver a subir.

Aunque cada vez sea más fan de cocinar yo mismo (no paro de comprarme utensilios de cocina en webs como ollasarten.com) todavía como más fuera.

La rutina es simple, entras y ves unos platos ya preparados en un escaparate para que veas como pintan:

Este es el superior con sopa (Polevka) y un postre

También tienes un cartel con lo que había para comer

Este es el cartel de hoy 31 de octubre de 2011

Siempre tienen 4 menús baratillos y dos especiales, los menús de hoy eran:

Menú 1: Ternera al horno marinada con ajo, cebolleta, espinacas y knedlik de patata

Menú 2: Pechuga de pollo rebozadas con puré de patata y limón

Menú 3: Risotto con carne de cerdo al estilo serbio con pimiento rojo y verduras con queso rallado y pepinillo

Menú 4: Judías verdes agrias, huevo escalfado y patata cocida

Superior: Muslo de pavo sin hueso con miel con medallones de calabaza al grill

Live Cooking: Filete de cerdo al horno, judías verdes glaseadas y patatas fritas

Los precios no los ponen y no recuerdo muy bien, pero van desde 60 coronas o así hasta 120 creo, (haciendo el cambio a 24.5 haceos las cuentas vosotros…)

Si no te gusta nada de esto, puedes ir y cogerte pasta, toda la que quieras por 79 coronas (algo así como 3.25€), también puedes coger ensalada, que te la cobran al peso… Eso no lo había visto nunca, ensalada al peso, pero de todo hay en la viña del señor…

El mini-buffet de ensaladas (las salsas de las jarras están buenísimas)

También puedes poner una especie de panes con cosas por encima, el de queso con ensaladilla rusa está cojonudo, pero tienes de muchos tipos… Se llaman chlebicek (la CH se pronuncia como nuestra J) y si son varios se declina como Chlebicky. Los chlebicky que había hoy eran de queso con mantequilla y tomate (otros llevaban algo muy parecido al chorizo de pamplona y otros llevan ensaladilla rusa con huevo cocido y jamón ahumado.

Los chlebicky

Al final, me he cogido una ensalada pequeña y un platazo “platito” de pasta con espinacas y queso rallado… Muy rico… En cuanto coma algo de comida tradicional checa, preparo otro post…

Aquí mi plato, podéis ver que han sido en total 109 coronas (4.45€)

Así es como se ve la cantina una vez que te pones a hacer cola… Lo que se ve al fondo es para ponerte sopa o coger pan.

Ah! Como hoy es Halloween, todo el parque empresarial estaba medio disfrazado de algo… Desde luego no es serio ir a pagar la comida de uno y encontrarse con esto…

La Cerveza Checa

Hola muchachada!

Después de la ración de realidad de ayer, creo que nos hemos ganado el tema de hoy… Ya el otro día inauguré la sección alcohólica del blog y hoy no me puedo resistir a continuarla hablando de un bebedizo que que sería un pecado que no tratásemos en este blog… Sí hijos míos, la cerveza… Pivo en checo.

No sólo en Praga, sino en todo el país la cerveza yo la consideraría casi como una religión, puedes encontrar a gente bebiendo cerveza desde primera hora de la mañana hasta las tantas de la madrugada.

Y es que aquí en la República Checa la cerveza es omnipresente, se puede encontrar de muchísimas marcas, conocidas y no conocidas, caseras o industriales, pasteurizadas y sin pasteurizar, filtradas y sin filtrar, rubias, tostadas, negras, de sabores…

Ínfima selección…

cerveza checaDe hecho en la mayoría de las cervecerías pequeñas se elabora la světlý ležák, que es la cerveza rubia lager, tipo Pilsen (una Mahou vamos…) y que es distinta en cada una de ellas. No sabéis lo estupendo que es ir de taberna en taberna probando las distintas cervezas que tienen en cada una.

La cerveza está intrínsecamente ligada a la cultura checa y por supuesto es la bebida nacional, también se dice que durante los años del Imperio Austrohúngaro fue uno de los pilares para la preservación del idioma Checo ya que en la hospoda (pequeñas tabernas) era donde se hablaba checo. El gobierno, la clase alta y en las escuelas se hablaba alemán. Además, como la gente de la clase alta sólo tomaba vino, café y licores no se mezclaban con la clase baja que mantuvieron así su idioma.

Cuáles son las mejores cervezas checas?

Según los expertos las mejores cervezas checas no son las más famosas, como Gambrinus, Budvar o Pilsner, sino algunas menos conocidas como Svijanský Rytíř, Rohozec 12º o Primator.

No obstante, en comparación, si tenemos una cerveza checa, considerada como “mala”, como pudiera ser Gambrinus y la comparamos con una española Cruzcampo, por ejemplo, nos parecería estar bebiendo licor de dioses.

En cualquier caso, en el escalafón, las Budvar o Pilsner están bastante bien colocadas a pesar de no ser las mejores.

Nos digan lo que nos digan las mujeres, el tamaño importa y por eso la cerveza más decente que un hombre de pelo en pecho se puede tomar aquí en República checa es de medio litro, las de 0.33 Cl son para las chicas. No, no las hay más pequeñas, si las hay no las he visto. Pero no sufráis, más grandes sí que hay, las he visto de litro para una persona y de 5 litros para compartir entre varios (esto es una guarrería os pongáis como os pongáis)

Esta es Hoegaarden, pero está rica también

Instrucciones de uso

El proceso para pedir una cerveza es muy sencillo, una vez en el pub en cuestión os sentaréis en una mesa y cuando aparezca el camarero le pediréis velké pivo (cerveza grande), aunque si no especificáis, se dará por hecho que es medio litro. Si, por el contrario queréis una pequeña pediréis malé pivo. Si tenéis los testículos como Bismark entonces podéis pedir tuplák que es un litro de cerveza.

Fase 1: Coger la Cerveza

Fase 2: Ingerir

Fase 3: Finiquitar

Como curiosidad, hay una cerveza que se llama Radegast (seguro que los frikis han leído Radagast, yo leí Radagast durante meses), que es el dios eslavo de la hospitalidad y fertilidad. Se le asocia con la guerra y el Sol. Vamos, imaginaos una cerveza que se llame Jesucristo…