Consejos para escoger una cámara para tu viaje

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar una cámara digital?

En primer lugar deberemos tener en cuenta el uso que vamos a darle, si queremos realizar fotografías espontáneas de una manera sencilla y cómoda deberemos pensar en una cámara compacta totalmente automática. Si lo que buscamos es dar un toque más personal a nuestras fotografías, existen cámaras con ajustes manuales y efectos de imagen que se acercarían más a lo que buscamos.

Así mismo si lo que necesitamos es calidad y precisión profesional, existen cámaras SLR (réflex) con alta resolución y amplio control de exposición que además permiten conectar accesorios como lentes, flash externo etc.

Podéis dar un vistazo a la comparativa de cámaras que ha hecho la gente de Digitea.es13

camara digital viajesOtro factor a tener en cuenta es la resolución que necesitamos. Como norma general, y a modo orientativo, para un aficionado medio que realice fotografías en tamaños convencionales, 10×15 hasta 24×30, será suficiente con una cámara de hasta 3 Megapíxeles.
En tamaños superiores a estos, o bien si queremos aprovechar algún detalle de la fotografía, necesitaremos una resolución de 4, 5 o más Mpx. según la finalidad.
Resulta también útil tener en cuenta si la cámara tiene o no un zoom óptico que nos ayude a realizar fotografías más cercanas y con buena calidad. En la mayoría de los casos, será suficiente con un zoom 3x. Sin embargo si lo que queremos es realizar fotografías de elementos que están más alejados y a los que no nos podemos acercar, necesitaremos un zoom superior. Existen cámaras con un zoom de hasta 10x óptico.

2.- ¿Se pueden almacenar las fotografías en una tarjeta de memoria por mucho tiempo?En realidad no existe ningún peligro de perder las imágenes por el paso del tiempo. No obstante es recomendable salvaguardar las imágenes en el ordenador o en un CD para evitar que en el futuro las borremos por error

3.- ¿Qué es mejor baterías, pilas recargables o pilas no recargables?Si vamos a realizar fotografías de manera continuada es preferible adquirir un cargador de pilas y al menos un juego de pilas recargables, ya que las no recargables a la larga resultan más caras por la escasa duración que tienen. Sin embargo resulta muy útil poder utilizar unas pilas alcalinas corrientes si en algún momento nos quedamos sin baterías.

Por otro lado las baterías de litio resultan más duraderas a largo plazo ya que al no tener “efecto memoria” tienen una mejor vejez y podemos cargarlas en cualquier momento sin miedo a estropearlas.

4.- ¿Imprimir en casa o imprimir en laboratorio las fotos digitales?Cuando imprimimos en casa transferimos la imagen digital a un papel fotográfico a través de una impresora. El resultado, aunque cada vez de mejor calidad gracias a la innovación en tintas y papeles especiales, siempre resulta de calidad inferior a los resultados obtenidos en un laboratorio, ya que en ellos se utilizan máquinas de revelado con procesos químicos similares a los del revelado analógico y los mismos papeles que se utilizan en dichos revelados. La calidad resulta entonces idéntica a la obtenida en un revelado analógico convencional y siempre mucho más barato que en nuestro domicilio.

5.- ¿Hasta qué tamaño se puede ampliar una fotografía digital?La imagen digital se puede ampliar indefinidamente, no obstante la calidad disminuye de manera proporcional al tamaño de la ampliación. Al ampliar la fotografía puede empezar a desenfocarse o a “pixelarse”. Al ampliar la imagen también se amplían los píxeles que la construyen y cuando toman un cierto tamaño el ojo humano ya no los ve como un conjunto sino como unidades. Por ello si se desea hacer ampliaciones superiores a un A4 debemos asegurarnos de que la cámara ofrece la resolución suficiente, superior a 3 Mpx.

6.- ¿Qué calidad de compresión debemos elegir al hacer fotos?Como no podemos saber de antemano el uso que le vamos a dar a las fotografías que hacemos, lo ideal es utilizar una compresión baja para poder después imprimir o editar dicha imagen. Cuanto mayor sea la resolución utilizada y menor la compresión, mayores copias finales podremos hacer.

No obstante si el uso que vamos a darle es visualizarlas en un monitor, enviarlas por correo electrónico o web, debemos comprimir la imagen y reducir su tamaño para que no ocupen demasiado y puedan ser enviadas o tratadas sin problema.